DECÁLOGO PROFESIONAL

1.- Realizar un análisis objetivo de las necesidades del cliente.

2.- Aclarar las dudas que el cliente pueda tener acerca de la contratación del seguro y facilitarle el asesoramiento necesario.

3.- Comprobar que la póliza contiene aquello que el cliente quiso contratar y que esta carece de “letra pequeña” o cláusulas confusas.

4.- Entregar la documentación completa del contrato de seguros realizando una explicación sobre lo que contiene.

5.- Aconsejar siempre la lectura completa del contrato y la firma del mismo.

6.- Indicar el proceso a seguir en caso de necesitar los servicios de las compañías de seguros (siniestros).

7.- Destacar los servicios existentes en las compañías para atender quejas, dudas o reclamaciones, y los plazos establecidos para recibir una respuesta.

8.- Entregar al cliente los teléfonos directos y contactos de atención de las compañías de seguros.

9.- Asesorar al cliente en todo aquello que pueda acontecer a lo largo de la vigencia del contrato del seguro.

10.- Defender en todo momento los intereses del asegurado y cliente ante las compañías de seguro como un fiel representante de este.